jueves, 16 de marzo de 2017

Consensos técnicos sobre financiación autonómica


Foto: Santi Donaie (EFE / El País)
La simple mención de la financiación autonómica puede disuadir a una parte de la ciudadanía de esta lectura, si bien debemos ser conscientes de que nos jugamos el sostenimiento de las principales políticas públicas. En los Estados de tipo federal existe una tensión natural entre la autonomía de los gobiernos subcentrales y la garantía de acceso en igualdad a los servicios fundamentales. El sistema de financiación territorial es una herramienta principal para lograr el equilibrio entre ambos objetivos.

En los próximos meses se discutirá el futuro de la financiación autonómica. A pesar de que la simple mención de este tema puede disuadir a una amplia parte de la ciudadanía de la lectura de este artículo, debemos ser conscientes de que está en juego nada menos que el sostenimiento de las principales políticas públicas. En todos los Estados de tipo federal existe una tensión entre la necesidad de asegurar la autonomía los gobiernos subcentrales y garantizar el acceso de todos los ciudadanos a los servicios fundamentales. Aunque no es la única, el sistema de financiación es una de las principales herramientas para lograr un equilibrio entre ambos objetivos.

La Red de Investigadores en Financiación autonómica y Descentralización financiera en España (RIFDE) acaba de hacer público un informe titulado La nivelación interterritorial y la estimación de las necesidades de gasto, en el que se hace un diagnóstico del sistema actual y se discuten los objetivos e instrumentos de una posible reforma. Uno de los rasgos que quizá hace más interesante este informe es precisamente que en él se observan importantes consensos técnicos, pero también discordancias que ponen de manifiesto la transcendencia de las decisiones en esta materia.

Para empezar, existe un claro consenso en que un primer reto de la reforma del sistema vigente –aprobado en 2009 y pendiente de revisión desde 2014- es hacer más transparente el complejo panorama actual del mecanismo de nivelación. Como es sabido, este es uno de los dos pilares de la financiación autonómica, fundamentado en la idea de solidaridad y equidad en el acceso a los servicios públicos fundamentales (el otro es la capacidad tributaria, como concreción del principio constitucional de autonomía financiera). Parece claro que la vigente nivelación necesita ser repensada porque en este momento se entrecruzan fondos e instrumentos que desdibujan los objetivos iniciales, produciendo agravios comparativos y una percepción de cierta arbitrariedad, lo que suele ser fuente de conflictos.

Aunque no se prevé que este asunto sea pacífico entre los políticos, los expertos sí están de acuerdo en que para reformar en profundidad el sistema es necesario eliminar, de forma más o menos gradual, la cláusula del statu quo, por la cual cada nuevo modelo siempre aseguraba la financiación que hasta ese momento habían dispuesto las comunidades autónomas. También existe acuerdo sobre la necesidad de corregir el desequilibrio vertical entre ingresos y gastos que favorece al gobierno central, en contra de las comunidades autónomas. De igual modo, una mayoría considera necesario afinar la actual fórmula de estimación de recaudaciones normativas por tributos cedidos y de necesidades de gasto por habitante (lo que técnicamente se conoce como “habitantes ajustados”).

En el informe de RIFDE también se defiende la incorporación de las dos comunidades autónomas de régimen foral a la financiación del mecanismo común de nivelación, así como la clarificación del papel de Canarias como región ultraperiférica europea. Asimismo, se plantea la conveniencia de que el organismo que haga el trabajo técnico cuente con una amplia participación autonómica, con el propósito de asegurar la perduración del modelo que se decida.

Con todo, existe una mayor discrepancia sobre cuál debe ser el alcance de la nivelación. Aunque son mayoría quienes piensan que el mecanismo debe garantizar el acceso en igualdad a los servicios públicos fundamentales (sanidad, educación y servicios sociales esenciales), otros expertos, en general provenientes de comunidades autónomas con renta y capacidad fiscal por debajo de la media, consideran que debería alcanzar la totalidad de los servicios descentralizados. Otro controversia atañe al llamado criterio de “no reordenación” entre territorios, esto es, a si la clasificación en términos de recursos por habitante debe ser la misma antes y después de que se aplique el sistema de financiación. Este criterio es defendido sobre todo por los expertos de comunidades autónomas con renta per cápita superior a la media, particularmente, desde Cataluña.

El debate es dificultoso, debido en parte a la elevada complejidad del sistema. Sin embargo, algunos consensos técnicos no deberían caer en saco roto, para no estar siempre empezando desde cero.

Publicado junto a Eloísa del Pino Matute en El País el 12 de marzo de 2017 (en papel, 13 de marzo)
Publicado junto a Eloísa del Pino Matute en el blog De fueros y huevos (RIFDE-Expansión) el 16 de marzo de 2017 


martes, 14 de marzo de 2017

Profesionales de éxito... en Avilés

El pasado domingo, José María Urbano, jefe de redacción de La Voz de Avilés, publicaba su columna semanal con unos elogios hacia mi persona que me enrojecieron la cara cuando los leí. Sobre todo porque me pone al lado de un grandísimo profesional como es Jesús Sanmartín Mariñas, presidente del Registro de Economistas Asesores Fiscales de España (REAF-REGAF). Los dos compartimos pasión por Avilés y los impuestos, pero es obvio que sus inmensos méritos ensombrecen y empequeñecen los míos. Muchas gracias José María. Que sigas dando buenas noticias.

--------------oooooooooooooooooooooo--------------



Profesionales de éxito

Jesús Sanmartín, Roberto Fernández Llera e Inaciu Iglesias, protagonistas de la semana por sus aportaciones al mundo económico


Avilés se mueve es el título de esta sección semanal de LA VOZ DE AVILÉS y del blog ‘Dame buenas noticias’ (http://blogs.elcomercio.es/dame-buenas-noticias/) que pretende ser un espacio abierto a la crítica, como corresponde a la esencia de un análisis periodístico, pero que no está reñido con el aplauso por las cosas bien hechas o por la labor destacada de personas que nos son cercanas. Si la esencia del periodismo es salir a la calle, contar lo que sucede y tratar de contextualizarlo, uno no entiende muy bien esa propensión general de evitar las noticias en positivo, incluso el aplauso cuando está más que justificado.
El de hoy es un análisis en positivo que habla de tres personas que nos son cercanas y que en los últimos días han sido noticia por un trabajo reconocido y por sus ideas. Encima, los tres protagonistas son colaboradores de LA VOZ DE AVILÉS-EL COMERCIO, lo que a lo mejor dice algo positivo de nuestro periódico.


Jesús Sanmartín Mariñas es un economista con despacho en la Avenida de Los Telares que desde hace años ostenta el cargo de presidente del Registro de Asesores Fiscales (REAF), órgano del Colegio de Economistas de España, que agrupa a más de seis mil economistas asesores fiscales pertenecientes a los setenta Colegios de Economistas y Titulares Mercantiles de España.
El pasado día 27 de febrero, el REAF volvió a ser por un día el gran protagonista de la fiscalidad en este país, al presentar en Madrid uno de los estudios que todo el mundo está esperando cada año para comprobar la evolución de los tributos que se pagan, autonomía por autonomía. El ‘Panorama de la Fiscalidad Autonómica y Foral 2017’ hace un análisis en profundidad de las figuras impositivas más destacadas, como son el IRPF, Patrimonio, Sucesiones y Donaciones, Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, para llegar a la conclusión de que sólo desde una adecuada homogeneización de esas figuras impositivas se puede evitar un cada día más evidente pulso entre autonomías, que algunos no han dudado en tildar ya de ‘dumping’ fiscal, en clara referencia a Madrid.
La firma de Sanmartín figura también, como presidente del REAF, en otros dos trabajos que se han situado en el centro de la actualidad: ‘Patrimonio, la otra brecha en el sistema autonómico’ y ‘¿Cuánto paga a Hacienda por una herencia en su comunidad?’.
Otro economista avilesino, del Carbayedo, Roberto Fernández Llera, ha sido noticia por figurar como ponente en la iniciativa ‘Coherencia económica de los programas electorales’, impulsada por la Fundación Transformar España que preside el exministro Eduardo Serra.
Se trata de evaluar el grado de cumplimiento de las propuestas realizadas por los partidos políticos cuando se presentan a las elecciones, así como los costes de las mismas.
Siguiendo la estela de países como Holanda, que somete a auditorías a todos los partidos políticos desde 1986, se decidió encargar una encuesta a Sigma Dos, que puso de manifiesto que sólo el 13 por ciento de los ciudadanos confía en el cumplimiento de los programas de los partidos en nuestro país, estando de acuerdo en que una entidad independiente se encargue de evaluar el coste de las medidas que se proponen. La Fundación que preside Serra sugiere en este sentido que el organismo más adecuado en España sea la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF).
El estudio ha sido coordinado por el profesor Santiago Lago y Roberto Fernández Llera ha sido ponente junto a Joaquín Artés, figurando a continuación un grupo de trabajo formado por nueve expertos.
Finalmente, el Palacio Valdés fue el viernes el escenario elegido este año por la Asociación Asturiana de Empresa Familiar (AEFAS), que preside Eva Rodríguez, para entregar su premio anual. En esta ocasión el galardón reconoció la labor de la familia Iglesias al frente de la empresa Cartonajes Vir.
Avilés, como anfitriona, hizo una excelente presentación como ciudad moderna, lanzada hacia la idea madre de las nuevas tecnologías y el emprendimiento, sin abandonar sus propuestas culturales y lúdicas. El vídeo que se ha realizado para promocionar la ciudad ha sido un acierto. Además, todos los intervinientes, desde Pablo Junceda, director general del Banco Sabadell-Herrero, hasta la alcaldesa, Mariví Monteserín, ofrecieron datos sobre la economía asturiana, con mensajes importantes de confianza en el futuro.
Pero el gran protagonista del acto fue el consejero delegado de Cartonajes Vir, Inaciu Iglesias, nieto de los fundadores de una empresa que acaba de cumplir 84 años y que da empleo a más de un centenar de trabajadores.
Iglesias, columnista de este periódico y tertuliano de nuestra televisión, Canal 10, pronunció su discurso en asturiano, lo que no deja de tener un punto de provocación para algún colectivo que sigue pensando que eso sólo está reservado para una cierta progresía de izquierdas, y desde luego nunca para un empresario, militante de Foro y que fue hasta concejal por ese partido en Noreña.
Inaciu Iglesias, con un sentido del humor que provocó el aplauso general del abarrotado Palacio Valdés, hizo una serena reflexión sobre las empresas e hilvanó un discurso en el que quiso poner de manifiesto la importancia del éxito, pero también la del fracaso, algo a lo que no estamos acostumbrados en este país. Lo expresó así: «Nun tratamos bien a les families d’empresarios porque –ente otres coses– nun entendemos bien la cultura del fracasu. Y el fracasu ye necesariu. Abrir una empresa –o un nueva llinia de negociu– p’acabar cerrandola nun ye malo; fracasar nun ye malo: fracasar ye namás una de les dos posibilidaes del riesgu. Pero eso nun ye lo peor. Lo peor ye que, nesta patria querida nuestra, tampoco entendemos l’éxitu. Por eso, cuando una empresa triunfa y llega asentase, somos cicateros a la de valorar los méritos de los responsables. Confundímonos colos privilexos, falamos de ricos y de probes y miramos más pa les carencies, pa los defectos burocráticos o pa les tensiones profesionales que xenera cualquier actividá económica que pa tolo qu’aporta».
Y su despedida a las empresas familiares, protagonistas de la velada, fue un guiño a un colectivo formado en Asturias por 17.654 empresas, el 91 por ciento del total, que da empleo a 118.289 trabajadores. Este fue su mensaje final: «Y, p’acabar ya, a toos vosotros dexaime dicivos namás tres coses: uno, mirai poles vuestres families; dos, mirai poles vuestres empreses; y tres, mirai pol vuestru país. Valorai eses tres coses que tenéis en casa y mirai por ello».
Cierre de semana económico con dos protagonistas avilesinos y un acto relevante en la ciudad.
Publicado en La Voz de Avilés-El Comercio el día 12 de marzo de 2017