martes, 27 de diciembre de 2011

Unos crean y otros destruyen

ELOY ALONSO (REUTERS)
De manera intencionada esperé unos días para no dejarme arrastrar por la impotencia que sentí tras el cierre forzado del Centro Niemeyer. El malestar con quien dio carpetazo a su programación internacional, léase Álvarez-Cascos, aún me dura. Al mismo tiempo, sé valorar, como mucha más gente, el esfuerzo de la alcaldesa de Avilés por defender lo que sigue siendo de justicia para esta ciudad y para Asturias.

El diálogo entre el Ayuntamiento de Avilés y el Gobierno de Principado de Asturias no fructificó porque se buscaban metas muy dispares. Ese diálogo que ha sido seña de identidad del Centro Niemeyer, esta vez rompió antes de culminar con éxito. Por eso el resultado final no debe ser analizado desde la equidistancia ni desde la indiferencia. Hacerlo así no sería justo.

Para el gobierno asturiano seguramente ese diálogo ha comportado «plática entre dos o más personas, que alternativamente manifiestan sus ideas o afectos» (primera acepción del Diccionario). Un debate espiral hasta el infinito, más o menos gratificante, pero insuficiente cuando hay plazos cerrados.

No quiero ni pensar en que el diálogo de estos meses haya discurrido como una «obra literaria, en prosa o en verso, en que se finge una plática o controversia entre dos o más personajes» (segunda acepción). Si hubiese sido así, yo lo llamo deslealtad. Doy por sentado que ambas partes buscaban el bien común, a pesar de ciertos mensajes contrarios por parte del 'viceconsejero' (el autentico 'consejero' de cultura está en Presidencia).

Otro enfoque del diálogo sería como «discusión o trato en busca de avenencia» (tercer significado). No se trata de hablar por hablar, sino de conversar para llegar a un acuerdo de conformidad, con concesiones mutuas, pero con un resultado colectivamente satisfactorio. ¿De verdad la administración autonómica buscaba esto?

El daño a la imagen y a la ilusión es evidente. La herida no es mortal, pero el cuerpo ha sido mutilado. La criatura vivirá, sí, pero con importantes discapacidades y hasta cambiada de nombre. Aún así, no renunciemos todavía al sueño. Peleemos.
 
Publicado en La Voz de Avilés el 27 de diciembre de 2011

jueves, 22 de diciembre de 2011

Reforma de la Constitución y escenarios económicos

Foto: Nacho Orejas (http://www.lne.es/).
Ayer tuve el honor de participar en una mesa redonda bajo el título que encabeza esta entrada, organizada en el Club de Prensa Asturiana, bajo el auspicio de la Academia Asturiana de Jurisprudencia.

Compartí mesa con ilustres juristas asturianos de la Universidad de Oviedo como Leopoldo Tolívar Alas (catedrático de Derecho Administrativo y Presidente de la Academia), Ramón Punset Blanco (catedrático de Derecho Constitucional) y Begoña Sesma Sánchez (inminente catedrática de Derecho Financiero y Tributario). Al lado de estas personas, mi currículum empequeñece hasta límites insospechados, de ahí mi inmenso agradecimiento por permitirme participar a su lado, además con la osadía de hacerlo como "experto" en economía y hacienda pública.

En este enlace está el resumen de las intervenciones, publicado en La Nueva España.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

jueves, 15 de diciembre de 2011

viernes, 9 de diciembre de 2011

Subamos impuestos, pero no de cualquier manera


Rajoy dice que subirá impuestos... o por lo menos, no los bajará. Donde dije digo... igual que Cascos en Asturias, igual que Mas y Mas en Cataluña...

Mi opinión era y es esta:

Roberto Fernández Llera, profesor de Economía de la Universidad de Oviedo, recuerda que en las cuentas públicas influyen dos variables, los ingresos y los gastos, por lo que cree que es necesario modificar el modelo actual. Frente a los ajustes en el gasto, “algunos de los cuales son necesarios, hay que plantear “una reforma fiscal en el sentido amplio”. Llera cree que “no se pueden seguir poniendo parches” y recuerda que “España es el país de Europa con menor presión fiscal, por lo que tenemos recorrido para hacer modificaciones”.
El profesor explica “hay margen para subir el IVA temporalmente, y podría servir para subir los precios y, en consecuencia, la inflación, que motivaría un crecimiento de la economía”. También considera que se deben recuperar gravámenes como el de patrimonio o el de sucesiones y destaca como una de las medidas fundamentales la recuperación del impuesto de actividades económicas, una tasa de carácter municipal que prácticamente se eliminó en la época de Aznar y que podría “incrementar de forma importante la recaudación de los ayuntamientos”.
En lo que se refiere al IRPF, y aunque recuerda que no deben tocarse los impuestos por separado, sino que debe hacerse una modificación coordinada, explica que “habría que igualar las rentas del trabajo y las del ahorro”.
Artículo completo en La Voz de Asturias del 8 de diciembre de 2011. 

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Hablemos de impuestos (pero en serio)


Enlace al vídeo
Asturias está entre las 6 comunidades autónomas que incumplen el objetivo de déficit ya que en el tercer trimestre se pasó un 0,27% del PIB. Con estos datos el Principado empeora su posición, ya que en junio el desvío de déficit fue menor, un 0,07%.

La posición relativa de Asturias respecto a las otras comunidades autónomas también ha ido a peor ya que el Principado ha pasado de ser la octava región con más porcentaje de déficit, a ser la quinta.

En el tercer trimestre, junto con Asturias también superaron el déficit marcado Castilla la mancha, Murcia, Comunidad Valenciana, Extremadura y Cataluña.

La duda ahora es si el plan de recorte presentado en Octubre por el gobierno del Principado será suficiente para acabar el año entre las comunidades cumplidoras como ya lo hizo Asturias en 2010.

Para el profesor de Universidad Roberto Fernández Llera el método de los recortes que Asturias está aplicando "no es eficaz" y recomienda incidir sobre los ingresos.

Otras fuentes consultadas por TPA Noticias también destacan la caída de ingresos tributarios como el IVA, y consideran poco efectivo el plan de recortes de Octubre.

Entrevista para la TPA el 29 de noviembre de 2011


jueves, 17 de noviembre de 2011

Políticos y categorías


No todos los “políticos” son iguales. Los que hacen Política –con mayúscula- inspiran ideales y tratan de cambiar el mundo (tipo 1). Otros gestionan lo mejor que saben, pueden o les dejan (tipo 2). Luego están los llamados “técnicos” (tipo 3) y los que sólo vienen a ganar el sueldo que se les niega en otros ámbitos (tipo 4). Quedan los “políticos” que acuden para enriquecerse, algunos incluso con abierta desfachatez (tipo 5).

Es obvio que el tipo 1 es el más deseable. Personas de reminiscencias históricas o todavía vivas (no diré nombres para no ofender a nadie) que utilizan su capacidad y los recursos disponibles para impulsar grandes transformaciones sociales, políticas y económicas. El problema es que, como todo lo bueno, suelen escasear. Y no todos los momentos son óptimos ni todos los terrenos fértiles para la cosecha.

El tipo 2 es heterogéneo, pero muy apreciable. Se detecta en estas personas vocación de servicio y mucho empeño, pero a veces ambas cosas quedan limitadas por la inteligencia, el presupuesto o la superioridad. Las circunstancias, como diría Ortega.

El tipo 3 lo califico de engañoso. Mujeres y hombres con indiscutible curriculum en sus profesiones que, si bien sirven en ámbitos concretos de la gestión, no valen para hacer Política (de nuevo con mayúscula). Una cosa es gobernar y otra gestionar. Un Parlamento o un Consejo de Gobierno no es un consejo de administración de una empresa. Ni el puente del barco es la sala de máquinas.

El tipo 4 probablemente sea el más criticado de todos, aunque en ocasiones de forma injusta. Hay “políticos” que hicieron la Transición y siguen a pleno rendimiento en aparatos de partido o en listas electorales. Pero ojo también con ser demasiado puristas o nos deslizaremos al tipo 3.

El tipo 5 es el menos abundante, pero también el que debemos desterrar de la vida pública por todos los medios. En la escuela nos decían aquello de la manzana podrida, haciéndonos ver que una sola pieza de fruta podía echar a perder el cesto entero. Pues no metamos esa manzana en la bolsa y, si al final se nos cuela, saquémosla cuanto antes.

Publicado en La Voz de Avilés el 17 de noviembre de 2011


lunes, 7 de noviembre de 2011

Oposición y desgobierno

¿Qué pasa en la política asturiana? Todos mirando al cielo, unos incapaces de levantarse del suelo y otros desde las nubes a las que subieron un día de mayo.

En la Junta General del Principado de Asturias asistimos a un espectáculo bochornoso, de patio de colegio. El gobierno está innovando en sus comparecencias, con frases como «no me consta», «de eso no hay nada», «la culpa es de la herencia» o «no tenemos planes de futuro». Mientras, una parte de la oposición parece tener las manos atadas y algunos portavoces mudos, a pesar de todo lo que podrían decir y hacer.

El propio Parlamento inexplicablemente suspende sesiones porque hay reuniones internas de los partidos o porque hay elecciones generales en noviembre. Nadie presenta proyectos o proposiciones de ley. Y del presupuesto para 2012, ya ni se habla. ¿Alguien piensa hacer algo? Yo sólo veo tres posibles salidas: moción de censura con amplio respaldo, elecciones anticipadas en 2012 o cierre indefinido por inactividad. Lo que está claro es que Asturias no se puede permitir más tiempo el lujo de este disparate.

Un Parlamento sin mayoría absoluta de ningún grupo es una situación donde se puede practicar el noble arte de la negociación política. Pero, claro, hay que suponer que el gobierno quiere, puede y sabe ejercer su papel. Aunque no quiera, la ley le obliga. Si puede o no, eso ya depende del juego de las mayorías y de su cintura política para acordar los temas. Y si no sabe gobernar, entonces no le queda otra salida que cambiar el equipo o renunciar.

Otro requisito fundamental es que los grupos de la oposición -más aún, los grandes- confronten proyectos con el gobierno, presenten iniciativas, pregunten y debatan. Y si todo eso falla porque el gobierno es un muro donde todo rebota, entonces se tienen que utilizar los mecanismos que ofrece la legislación vigente, moción de censura incluida. Pero también para esto hay que querer, poder y saber. Y atreverse, claro.

Recuerdo lo que escribió Gabriel Celaya e inmortalizó Paco Ibáñez: «Maldigo la poesía de quien no ha tomado partido, partido hasta mancharse».
 
Publicado en La Voz de Avilés el 7 de noviembre de 2011.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Media maratón en Avilés

Entrando en meta
Esta vez fue una media maratón y en Avilés. El recorrido de 21.097 metros fue en un tiempo oficial de 1:35:39 (4:33 por kilómetro) que, para ser mi primera vez en esta distancia, creo que no está tan mal. Las condiciones de viento y lluvia fueron las otras protagonistas.

Agotando el aliento

jueves, 27 de octubre de 2011

Cultura y elefantes

www.flickr.com/photos/statelibraryofnsw
La táctica de 'tierra quemada' les pudo haber dado resultado a los rusos en la guerra frente a Napoleón, pero no funciona cuando se trata de gobernar en democracia.

Desde julio asistimos en Asturias a varias muestras de ardor guerrero por parte del gobierno autonómico, sintetizadas en la crítica a lo anterior y, de forma muy especial, al ámbito de la cultura (que también es economía y empleo, no se olvide).

La Semana Negra y el Festival de Cine de Xixón ven amenazada su continuidad en 2012, justo cuando deberían cumplir sus bodas de plata y de oro, respectivamente. A la RTPA se le niegan por decreto las transferencias aprobadas en la ley de presupuestos, lo que conlleva una programación mutilada, la pérdida de un servicio informativo público, pleitos judiciales y casi 800 personas más en el paro.

Capítulo aparte merece el Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer. Bajo un argumento de austeridad y transparencia se intenta cambiar el exitoso modelo de gestión habido hasta el momento. Claro está que nadie se puede negar a que las cuentas se fiscalicen -cosa que ya se hace, como es lógico y obligado- o a que se discuta sobre el Patronato. Ni siquiera se podrá alegar contra la legitimidad de un gobierno -eso sí, en minoría- para cambiar aspectos de la programación. Pero las formas son sagradas en democracia y los elefantes en cacharrerías, ya se sabe, nunca dejan nada bueno. Menos aún si el elefante se mete a vendedor resabiado, poniendo en solfa el producto ofrecido hasta ahora o queriendo sustituirlo por mercaderías baratas.

A mí no me importa que Kevin Spacey duerma en un hotel de 5 estrellas cuando viene a Avilés. ¡Seamos serios! ¿No se hace lo mismo con los Premios Príncipe de Asturias? Es que otra cosa sería impensable. Lo que me indigna es que se quiera tumbar la ilusión de una ciudad entera. Y lo que me avergüenza es que algunas personas que yo tenía por cultas, quieran menospreciar la obra de artistas de prestigio, incluido el mismísimo Oscar Niemeyer. Tampoco soporto que se intente comparar con cierto cinismo un hospital con una televisión pública.

Publicado en La Voz de Avilés el 26 de octubre de 2011

martes, 18 de octubre de 2011

Carrera en Oviedo

Y no la universitaria, sino los 10.000 metros de la Carrera Divina Pastora. Tiempo personal oficial: 43:59, aunque el real es casi 2 minutos menos.

En todo caso, puedo decir que llegué más de un minuto por delante de todo un campeón como Fermín Cacho. Y no es un vacile, se puede comprobar aquí.

En este enlace está el vídeo de los que llegamos en mi tiempo, más o menos.

lunes, 3 de octubre de 2011

Ultraperiferia, economía y finanzas públicas de Canarias

Canarias disfruta de una situación privilegiada en el mapa de España y del mundo. Esto es una obviedad. En su condición de región ultraperiférica (RUP), también dispone de un Régimen Económico y Fiscal (REF), avalado por la Constitución Española y por el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. Sobre este tema, desde un enfoque económico, hemos escrito Santiago Lago Peñas y yo mismo, analizando los principales elementos del del REF canario y proponiendo una serena reflexión sobre algunos de sus mecanismos.

En este teletipo se puede encontrar una síntesis del trabajo y aquí se descarga completo en PDF.

--------------

P.D. Cinco años después, el trabajo vuelve a ser reseñado en prensa aquí y aquí

domingo, 2 de octubre de 2011

El tamaño importa

Tras 12 horas en el tren-cama desde Zaragoza a Betanzos (Coruña), llegué a tiempo para participar en la conferencia internacional titulada "The challenge of local government size: Theoretical perspectives, international experience, and policy reform", organizada por REDE en el Pazo de Mariñán. El denominador común fue una pregunta clásica: ¿el tamaño -de los municipios- importa? Parece que sí, aunque no hubo acuerdo general sobre el sentido de tal influencia en variables como la eficiencia o la calidad democrática.

Gracias a los patrones que organizaron el evento, Santiago Lago Peñas y Jorge Martínez Vázquez. El nivel de las ponencias y los debates fue muy elevado (como siempre en este foro).  

Por aquí y aquí hay algunas noticias de prensa.

jueves, 29 de septiembre de 2011

Costes y beneficios de la descentralización


La semana pasa participé como ponente en la conferencia titulada "Los costes y beneficios de la descentralización. Una perspectiva comparada", organizada en Zaragoza por la Fundación Manuel Giménez Abad. El evento tuvo lugar en la sede de las Cortes de Aragón, dentro del magnífico Palacio de la Aljafería.

Debo agradecer la invitación que me hizo el director científico de la conferencia, Julio López Laborda, Catedrático de Hacienda Pública de la Universidad de Zaragoza. Por supuesto, también la hospitalidad de la Fundación. Fue un auténtico placer hablar y debatir con colegas españoles y alemanes sobre el federalismo en los dos países, además desde una perspectiva plural que incluía la Economía, el Derecho o la Ciencia Política, entre otras disciplinas.  

En este enlace se puede ver el vídeo de la conferencia y aquí algunos resúmenes de prensa. Mi opinión sobre algunos de los temas que se trataron ya la expuse aquí.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Defendiendo el Impuesto sobre el Patrimonio en la tele

Vídeo de la entrevista que me hizo Juan Neira en La Lupa de Canal 10 TV Asturias (minuto 15).

Como veréis, soy partidario de recuperar el Impuesto sobre el Patrimonio que se supendió en 2008.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Indigno y desleal (sobre el ataque al Centro Niemeyer)


A propósito del Centro Niemeyer de Avilés parecía ya todo dicho. La oposición inicial del PP, con el alcalde de Oviedo a la cabeza, era cosa del pasado. Por la fuerza de los hechos, esa incredulidad inicial se convirtió en aceptación vigilante. Pero no era suficiente.

Parecía que el proyecto -ahora ya realidad- se asumía como un éxito de visitantes y programación (ahí están las cifras y los nombres ilustres). Y todo gracias a un amplísimo apoyo ciudadano (por no decir unánime) y una austeridad presupuestaria digna de ser reseñada (sin ir más lejos, la obra costó la décima parte que la Cidade da Cultura de Santiago o el edificio de Calatrava de Oviedo). Pero tampoco bastaba eso.

La ilusión que genera el Centro Niemeyer no es la de creyentes cegados por la fe, sino la de una ciudadanía entusiasmada. El nombre de Avilés se escucha con fuerza en los circuitos culturales internacionales, ocupando hasta páginas de ilustres diarios en Londres, Nueva York o Río de Janeiro, por citar sólo algunos ejemplos. Nuestra ciudad por fin parece haber encontrado el complemento perfecto a su monumental casco histórico-artístico y a su potente industria. Y digo complemento porque significa justo lo contrario de sustituto. Todo ello configura el Avilés del siglo XXI. Pero ni con esas.

Con un proyecto consolidado y fuera ya de discusión, ¿por qué viene ahora el gobierno de Álvarez-Cascos a querer desmembrar lo construido? Y obviamente, no me refiero al hormigón, sino a todo lo intangible, lo realmente valioso.

No conozco en persona a Natalio Grueso ni a nadie de su equipo. No me hace falta para poder ensalzar y reconocer su acierto en los canales abiertos por el mundo, así como en la programación diseñada hasta el momento. Igual que de justicia es reconocer el fundamental impulso político dado por el presidente Areces, así como todo lo que viene a sumar Manolo Díaz como presidente del Patronato, añadiendo aún más prestigio internacional y valiosos contactos. Todos estos son hechos incuestionables y, por ello, deberían ser motivo de orgullo para Avilés y para Asturias. Y sin embargo, no les sirven.

No pretendo caer en el elogio gratuito (y si lo puede parecer, lo retiro). Pero menos aún me atrevería a lanzar graves imputaciones si antes no dispongo de ciertos datos que, quien las lanza, incluso reconoce no tener. La acusación sin pruebas puede degenerar en calumnia o difamación. Todos cometemos fallos, pero no es menos cierto que no todos los errores son garrafales ni todos acarrean las mismas consecuencias. Intentar poner en solfa una buena gestión, reconocida incluso fuera de nuestra tierra, me parece un despropósito. Un lujo innecesario. Envidia como deseo de algo que no se posee, pero que se pretende usar como si fuera propio.

Ni que decir tiene que las cuentas de la Fundación Niemeyer hay que fiscalizarlas hasta el último euro. ¿Quién no va a suscribir esta evidencia? ¿Hay alguien más que ponga en duda que no se estuviese haciendo ya dicha auditoría, básica y obligatoria, por otra parte?

¿Transparencia? Toda, faltaría más. Pero con dignidad, lealtad y respeto a las formas y los procedimientos. ¿Cómo si no se debe entender la exigencia de hacer pública la agenda de Natalio Grueso? ¿Por qué no le piden también una copia de la llave de su casa? No confundamos nunca la necesaria transparencia con la represalia interesada o el ensañamiento.

La alcaldesa de Avilés (que no del PSOE, sino de todo Avilés) no debería ceder en esta pugna que es la de una ciudad entera por su futuro.
 
Publicado en La Voz de Avilés el 15 de septiembre de 2011

lunes, 12 de septiembre de 2011

Fútbol y farmacias

Este verano (es un decir) nos topamos con dos curiosas huelgas. La de futbolistas dejó a España sin la primera jornada de Liga, alivio para muchas personas y drama para bastante gente (todo es relativo). Yo aposté a que la segunda jornada se disputaba como fuese, aunque para ello tuviesen que intervenir el Presidente del Gobierno (como 'ministro' de deportes), el Rey (un campechano deportista) o hasta el Papa (de ruta por Madrid). Fútbol es fútbol, ya se sabe.

Yendo al fondo del asunto, entiendo las razones de los chavales que llevan meses sin cobrar su sueldo, mientras los clubes dilapidan en caprichos. Lo que no me creo es el apoyo de Casillas, Puyol y compañía a esta 'causa' que en modo alguno es la suya. ¿Acaso ven peligrar sus privilegios? ¿Tienen miedo de que les rebajen un milloncejo de euros al año? A lo peor soy un malpensado y realmente apoyan a los jugadores impagados, pero me cuesta creerlo, de verdad. Una cuenta sencilla: la deuda de los clubes con 200 futbolistas asciende a 50 millones de euros, la mitad de lo que costó el fichaje de Cristiano Ronaldo o menos de lo que gastó este verano en fichajes el dueño del Málaga C.F. Por cierto, los clubes de primera y segunda deben a Hacienda y a la Seguridad Social casi 6.000 millones de euros, pero no veo a un solo aficionado reclamando esa deuda que es la de todos. Ni siquiera ahora que el Estado necesita mucho ese dinero.

Y luego las farmacias. En Castilla-La Mancha amenazaron con el cierre total si el Servicio de Salud no pagaba las facturas acumuladas. Hasta ahí, de acuerdo, puesto que nadie trabaja por amor al arte en su negocio y, al fin y al cabo, las farmacias son eso, un negocio. Lo que me enerva es el hecho de que se vuelva a utilizar a la ciudadanía en un conflicto laboral o mercantil, en este caso amenazando con cortar el suministro de medicamentos.

Creo que ha llegado la hora de que las farmacias dejen de ser cortijos particulares y que se abran a la competencia. No veo por qué una persona titulada en Farmacia no puede abrir un establecimiento propio si cumple todos los requisitos legales, mientras que una persona con título de Medicina, Fisioterapia o Enfermería sí puede hacerlo. ¿Cuál es la motivación que justifica esta desigualdad de trato? Menos entiendo aún que haya farmacias gozando de las rentas de monopolio u oligopolio, pero que luego aleguen una supuesta moral para no dispensar algo básico como unos preservativos. En ese caso, lo lógico sería una multa o hasta la retirada de la licencia administrativa.
 
Publicado en La Voz de Avilés el 10 de septiembre de 2011

lunes, 5 de septiembre de 2011

Chigres y arenescos


En Las Malvinas todavía huele a parrilla. Mi ruta se encamina ahora hacia la playa de Los Quebrantos, donde puedo rezar en el Vaticano y cumplir penitencia laica ante Peter, el Pedro con las llaves de un cielo lleno de bígaros.

Como el día no acompaña, retorno sobre mis pasos en paralelo al carril bici. Supero la pista de partidos y pelleyus, alcanzando por fin La Escollera para una nueva recalada. Aunque, pensándolo bien, se me había olvidado tomar la arrancada en el Miramar (los Chepos de toda la vida) y en El Patio de Má, donde Cuba está presente. En El Pescador vuelvo a preguntar cómo pudieron cocer aquel llubricante cuyas pinzas parecían brazos humanos. No me contestan. Secreto profesional.

En la zona de la rula tengo que pensar si voy al Peñón, al Barómetro, al Sibarita o a Casa Gil. Aunque mirándolo bien, ¿por qué elegir? Siempre nos están obligando a escoger entre blanco o negro, izquierda o derecha, playa o montaña. Digamos que esta vez me quedo con todos y no cambio a ninguno por nada.

Se me agotan las fuerzas, pero no del todo. Todavía tengo tiempo (poco) y dinero (menos aún) para tirar un Serazo y, si sale mal la pesca, fiarlo todo al Plan B. A fin de cuentas, siempre me puedo ir a Escondidas, enfilando La Deva, mientras me sigo preguntando por enésima vez qué rayos se guarda en el piso de arriba del Ánfora.

La nostalgia de otros tiempos me hace acordarme del África, La Resaca, El Cruce, La Reina y alguno más. Ahí está el nuevo Gurugú, heredero de la tradición del clásico, con horizontes ampliados hacia el wifi y las canciones de karaoke.

Vamos ya terminando la ronda. Café y partida en La Arena de Mayés, música de Juanín en La Cervecería, sidra con Orbayu en el Blanquito y todo por descubrir en el Barique.

Y al final, el principio. Detrás de esa barra con solera del Sharon hay grandes momentos y unas fotos que mejor no enseñar hasta que prescriban las maldades. Joaquín me dio la idea, así que gracias. Si después de este periplo por L'Arena alguien logra sobrevivir a la chispera o consigue tener una resaca aceptable, creo que habrá merecido la pena.
 
Publicado en La Voz de Avilés el 5 de septiembre de 2011

viernes, 2 de septiembre de 2011

Sobre constituciones y déficit


http://www.sintetia.com/
El Presidente del Gobierno tiene una demostrada capacidad para sorprendernos, cosa que a mí me no me parece mal, siempre que no abuse de ella, claro. Lo cierto es que su propuesta de reforma parcial de la Constitución Española (CE) para introducir el principio de estabilidad presupuestaria me pilló de vacaciones (como a media España, imagino).

Reconozco que la propuesta me dejó bastante frío. O más bien templado, ya que no tenía muy clara la opinión sobre una enmienda que, a mi juicio, no aporta valor añadido con respecto a lo que ya contempla la vigente normativa de estabilidad presupuestaria. Trataré de explicarme ofreciendo algunos argumentos de distinto tenor.

En primer lugar, constato la obviedad de que ‘querer es poder’. O de cómo se puede cambiar una Norma Fundamental en poco más de una semana si hay voluntad para ello (en otro orden, lo mismo podríamos aplicar a la agilización de infraestructuras, trámites burocráticos o pleitos judiciales). Eso sí, necesitamos buenas dosis de lealtades inquebrantables y muchos sapos tragados. Pero esa es otra historia.

En segundo lugar, sobra decir que las constituciones no tienen poderes taumatúrgicos. ¿Alguien se cree que un especulador va a renunciar a una potencial rentabilidad adicional de 100 puntos básicos porque España haya modificado su Constitución? Como señal de rigor es correcta, pero también significa el reconocimiento de nuestro propio fracaso.

Por ejemplo, ¿qué pasará cuando una Comunidad Autónoma contravenga el nuevo mandato constitucional? Uno: podría haber una sanción pecuniaria, algo lógico, pero poco creíble, dados los antecedentes en España y en la propia UE. Dos: podría no pasar nada, lo más probable, en el supuesto de incumplimiento generalizado. O tres: en el extremo, podría aplicarse el mecanismo excepcional del artículo 155 CE, algo ciertamente inverosímil, dada nuestra idiosincrasia política.

¿Y si España fuese sancionada por la UE por haber rebasado los límites del Pacto de Estabilidad y Crecimiento? La reforma constitucional deja abierto e indefinido el reparto interno de esa responsabilidad por incumplimiento entre los tres niveles de gobierno.

Recordemos que el principio de estabilidad presupuestaria está en la normativa homónima desde 2001 y, desde 2011, también aparece el objetivo de sostenibilidad presupuestaria en la Ley de Economía Sostenible. Este último se define para todas las Administraciones Públicas y empresas públicas como “la capacidad para financiar los compromisos de gasto presentes y futuros” (artículos 32 y 35). La misma Ley de Economía Sostenible recoge postulados en materia de cooperación entre Administraciones Públicas (artículo 33), austeridad en el gasto público (artículo 34) y rendición de cuentas de las Entidades Locales (artículo 36). En pocas palabras: si está todo tan detallado y elevado a rango de ley, ¿para qué esta reforma constitucional, ahora y con tanta urgencia? Me parece redundante o, cuando menos, apresurada.

Supongamos (es otra obviedad) que el Banco Central Europeo se avino a comprar deuda española, a cambio de exigir a España medidas claras de austeridad (como si no se hubiesen hecho ya bastantes) y reformas estructurales contundentes (como si no se hubiesen pergeñado ya algunas de calado, entre otras, la del sistema financiero o la de la legislación laboral). Si es así, está claro quién manda en la UE y en la Eurozona, haciendo buenas las palabras de Fuentes Quintana en tiempos de la Transición: “‎o los demócratas acaban con la crisis o la crisis acaba con la democracia”.

Aprovechemos para reivindicar, una vez más, la imperiosa necesidad de que la unión monetaria sea también una unión económica, algo que no alcanzará nunca sin ‘eurobonos’, sin un potente presupuesto común o sin una política fiscal armonizada (basada en tributos “simultáneos y diferentes, pero acordes”, según señala el Diccionario de la RAE).

Se deja para una futura ley orgánica la propia definición del concepto de déficit estructural, así como los objetivos concretos para esta magnitud y para la deuda pública. Esto me parece bien porque flexibiliza en parte la exigencia (aquí el mérito es del candidato socialista Rubalcaba), pero al tiempo también es otra trampa al solitario, ya que vuelve a hacer dicha enmienda constitucional innecesaria.Bastaría con retocar la actual legislación de estabilidad presupuestaria, sin mover una coma de la CE, esa misma que hasta ahora parecía inmutable.

Por cierto, puestos a abrir un "melón" constitucional, en serio y sin complejos, se podría reescribir la CE para disponer de una vez de un auténtico Senado, un mapa municipal y provincial racional, unas Comunidades Autónomas con nombre propio, una clara referencia a la pertenencia de España a la UE y, si me apuran, hasta un Presidente o una Presidenta de la República.

Por lo que se refiere al reparto de objetivos presupuestarios entre niveles de gobierno, sí me manifiesto a favor. Veo positivo que se deje un mayor margen de déficit a la Administración Central, puesto que es la que maneja los principales instrumentos de la política de estabilización (sí, ya sé que soy muy ‘musgraviano’ en este punto). Un 0,26% del PIB para el Estado, un 0,14% para el conjunto de las Comunidades Autónomas y equilibrio presupuestario para las Entidades Locales (se entiende que para el agregado de todas ellas). Pero todavía falta por dilucidar el ajuste fino para cada uno de los gobiernos a título individual.

Desde ahora, los gobiernos nacionalistas o las alcaldías más populistas tendrán muy difícil argumentar una supuesta invasión de su autonomía financiera. Y los gobiernos –todos- de cualquier signo político verán frenadas sus tentaciones de acometer una irresponsable política de endeudamiento, ya que tendrán que jugar más activamente con los impuestos y los gastos –con ambos- para equilibrar el presupuesto.

De las malas formas, casi mejor no hablar. Se plantea la proposición con ‘agosticidad’ (los especuladores no descansan ni en verano), algo de alevosía (sabiendo segura su aprobación) y fiando los resultados a largo plazo (nada menos que hasta 2020). Se hace además sin contar con el pueblo español. Por eso alzo la voz para exigir que la representación política no debe nunca equivaler a una sustitución pura y dura de la voluntad ciudadana directa. Aunque pensándolo bien, igual tenía razón Borrell cuando dijo aquello de que “los referéndums los carga el diablo”. Quizás estaba pensando en que no iría a votar casi nadie o, peor aún, intuyendo que la reforma iba a ser rechazada por los profanos votantes.

Publicado en Sintetia el 1 de septiembre de 2011 y en La Voz de Asturias el 6 de septiembre de 2011.


viernes, 12 de agosto de 2011

Récord personal en la playa


Ahí me tenéis entrando en meta, saludando al respetable y bajando de los 4 minutos por kilómetro en la XVIII Carrera Nocturna de la Playa de San Lorenzo, en Gijón. En concreto, 19:34 minutos para 5.000 metros. No es marca olímpica ni de récord mundial, pero yo me quedé contento. En el puesto 87 entre 432.

Aquí hay algunas fotos y también os dejo el vídeo.

viernes, 5 de agosto de 2011

Agosto y elecciones


España se va de vacaciones, Asturias despide un julio travestido de marzo y Avilés deja atrás un mes de cultura celta y brasileña. Empieza agosto con ánimo de playa y fiesta, pero de repente nos vemos otra vez en campaña electoral.

Se critica que nos llaman a votar sólo cada cuatro años, pero en realidad no es así. Elecciones en 2008 (generales), 2009 (europeas) y en 2011 (autonómicas y locales). Ahora, generales en noviembre. Aunque lo del 20-N pueda sonar a provocación, yo creo que el Presidente Zapatero ha hecho una buena cosa. Desde hoy, pensaremos en ese día como la jornada en la que el PSOE volvió a ganar las elecciones generales o en la que el PP accedió al Gobierno de España. Pero lo que la mayoría ya no recordaremos es al personaje que murió en la cama después de someter a España durante 40 años.

Una nueva 'fiesta de la democracia', un nuevo 'circo mediático' que quizás tranquilice los 'mercados' y los 'parqués europeos' (nótese la ironía). Y todo para que la prima de riesgo deje de ser esa inoportuna señora que antes no conocíamos, un día vino de visita y ahora no conseguimos sacarla de casa.

Estas nuevas elecciones tienen dos particularidades. La primera que, salvo sorpresa mayúscula, el próximo Presidente del Gobierno accederá al cargo con más edad y experiencia que todos sus antecesores en democracia. Rubalcaba, en tareas de debutante, acaba de cumplir 60 años. Rajoy, tripitidor en estas lides, tiene 56 primaveras. No sé si esto es bueno o malo, pero sí novedoso. Lo seguro es que no tendremos Presidenta del Gobierno (algunos no están preparados todavía).

De otra parte, el momento en que se celebran las elecciones, con una débil recuperación económica, una ciudadanía soliviantada y una 'clase política' denostada. Es tiempo de que las peticiones sensatas del 15-M lleguen a los programas electorales y que estos enganchen a más votantes. Pero cuidado con el riesgo del populismo barato, con líderes de discurso facilón, dinero para su campaña, caradura para absorber propuestas de todo tipo y palmeros a su alrededor que les perdonen todos sus pecados. Ojo.

Publicado en La Voz de Avilés el 5 de agosto de 2011

jueves, 28 de julio de 2011

Ernest Lluch en la Universidad de Oviedo


El 21 de noviembre del año 2000, en Barcelona, los asesinos de la ETA mataban a Ernest Lluch, uno de los grandes luchadores por las libertades y los derechos en España. Catedrático de Historia Económica, pensador, articulista, Ministro de Sanidad y Consumo, Rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y tantas cosas más.

En aquel momento, yo estaba haciendo los cursos de Doctorado en la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona y pude participar en la manifestación multitudinaria de condena a ese cobarde atentado. Todavía sigo impresionado por la avalancha de personas que nos juntamos allí, en un silencio pasmoso, bajando por el Passeig de Gràcia hasta Plaça Catalunya. En ese lugar, la periodista Gemma Nierga, gran amiga de Ernest Lluch, pronunció unas palabras que a mucha gente hizo saltar las lágrimas, empezando por ella misma.

Pero la memoria de Ernest Lluch sigue muy viva, gracias a sus obras y, también, al valioso trabajo desempeñado por la Fundación que lleva su nombre, con sede en su municipio natal de Vilassar de Mar (Barcelona).

Sólo por recordar una de las grandes contribuciones de Ernest Lluch –aunque habría muchísimas más- podríamos hablar de su decidido impulso a la Ley General de Sanidad, aprobada en 1986 y que debería ser conocida como la ‘ley Lluch’. Se trata de la norma legal que creó el sistema nacional de salud, de acceso universal y gratuito, financiado con impuestos. Un hito histórico, impulsado por el gobierno socialista presidido por Felipe González, al que pertenecía Lluch. Muchos que hoy cuestionan las artes políticas y el papel del Sector Público, deberían volver la vista hacia este tipo de iniciativas a favor de un Estado del Bienestar solidario, sostenible y de calidad, en lugar de minar día a día sus cimientos.


Hoy quiero presentar aquí el modesto pero sentido homenaje que, muy poco después de su asesinato, le brindó el Departamento de Economía de la Universidad de Oviedo a Ernest Lluch. Es justo destacar el impulso que le imprimió el profesor Joaquín Lorences, Catedrático de Fundamentos del Análisis Económico, a la sazón Director del Departamento de Economía y, en estos momentos, Vicepresidente de la Fundación Valdés Salas.

En las fotos que acompañan estas líneas se pueden ver las dos placas que recuerdan a Ernest Lluch en la Universidad de Oviedo. Vayan en su memoria y en la de tantos y tantas que lucharon y luchan por un mundo más justo desde la Academia y la Política.

Publicado en El Comercio el 28 de julio de 2011.


lunes, 25 de julio de 2011

Semanas y capitales

Bastaron un clamor unánime y un titular de prensa para que la nueva Alcaldesa de Gijón y su inexperto equipo reculasen. Cuando en Avilés nos pusimos de acuerdo para sugerir que la ciudad acogiese la Semana Negra desde 2012, enseguida desde Gijón repensaron lo dicho antes. Algunas y algunos no saben valorar lo que tienen hasta que lo pierden… o hasta que otros lo valoran como se merece.

La Semana Negra exige un trabajo ímprobo y, a mi juicio, es un ejemplo de inversión socialmente muy rentable. Produce ruido, suciedad y algún atasco de tráfico en esos días. Sí. Pero a partir de ahí, todo lo demás son beneficios: empleo, ingresos, actividad económica, cultural y festiva, imagen de ciudad y un largo etcétera. La solución pasa por criticar menos y trabajar más para corregir los defectos. En tiempos de austeridad, contar con eventos consolidados como la Semana Negra es un lujo al alcance de pocos. Podríamos hablar de lo que supone la Semana Negra para Xixón, pero también del Descenso del Sella para Les Arriondes y Ribadesella, San Mateo para Oviedo o el Antroxu y la Comida en la Calle para Avilés.

La corteza de miras y el no ver más allá de lo que el Ayuntamiento pone de subvención (con indudables retornos, no se olvide), significa que la horma de algún cargo de gobierno es más grande que el zapato de la persona que lo ocupa.

Esto me recuerda otro debate que resurge de vez en cuando. Me refiero a los llamados “costes de capitalidad”, sobre los cuales existen varios estudios. Vienen a concluir que las ciudades que son capitales (Oviedo, Santander, Barcelona, entre otras) soportan unos costes diferenciales y, por tanto, deben recibir más recursos de la caja común del Estado. Niego la mayor. Aún asumiendo que esos costes existen, también hay evidentes beneficios que casi nunca se contabilizan. Y para quien no los termine de ver, hagamos una reducción al absurdo. Si mañana Oviedo renunciase a ser la capital del Principado de Asturias, seguro que Avilés y otras villas querrían asumir de buena gana esa capitalidad. Costes incluidos.

Dios da pan a quien no tiene dientes.


Publicado en La Voz de Avilés el 19 de julio de 2011.


viernes, 22 de julio de 2011

La mejor Semana Negra

Rufo, en declaraciones a la prensa: "¡manos arriba, esto es un atraco...!"

Desde hoy, día 22 de julio, hasta el último día del mes, algunos estaremos disfrutando en Xixón de una nueva edición de la Semana Negra, la número 24. Además, este año en un recinto mejorado, mejor comunicado, más amplio y ordenado.

Las polémicas, para otros y para otras.

Por lo pronto, para estar bien informados del programa diario, la lectura obligada es el diario "semanero" A Quemarropa, donde ejerce de redactor mi amigo, el ilustrador y periodista Christian Bartsch.


miércoles, 20 de julio de 2011

La UE desde La Granda



Por segundo año consecutivo, tuve el honor de participar como ponente en los Cursos de la Granda, concretamente en el que dirigen con gran maestría Paz Andrés y Gil Carlos Rodríguez Iglesias sobre diferentes aspectos jurídicos y económicos de la Unión Europea. Vaya mi agradecimiento a Paz por esta invitación y por su afecto personal.

El acierto de los organizadores en mezclar intencionadamente ponencias jurídicas con materias económicas se demuestra en el interés que ha despertado el curso. Echo de menos esto mismo en algunos planes de estudio universitarios.

El resumen de mi intervención se puede seguir aquí y aquí. Básicamente planteé la necesidad de seguir avanzando en la Unión Económica y Monetaria, en el marco del Pacto por el Euro Plus (vaya un nombrecito cursi...), pero sobre todo en los aspectos de coordinación de las políticas fiscales. Que los trabajadores vinculen sus salarios a la productividad, sí, pero para lo bueno y para lo malo, no sólo para esto último. También reclamé, igual que mis queridas colegas Carmen Benavides y Margarita Argüelles, un mayor esfuerzo del presupuesto común de la UE, situado ahora en un insuficiente y rácano 1% del PIB. Se evitarían así algunos ineficaces "rescates" (aunque a mí me gusta más llamarlos chantajes).

Claro que, para seguir manteniendo la capacidad del gasto público para luchar contra la crisis, hacen falta más impuestos. Algo que parece tabú, pero que es tan evidente que no habría ni que recordarlo. Pero sí; hace falta. La Comisión Europea ya ha lanzado su propuesta de un impuesto sobre las transacciones financieras especulativas (una remozada "tasa Tobin" o "impuesto Robin Hood"), así como un incremento del IVA comunitario. Sin olvidar que hay que seguir avanzando en la armonización de los impuestos directos, sobre todo el Impuesto sobre Sociedades.

La Comisión Europea también ha planteado en serio la necesidad de contar con una agencia de calificación europea, para no depender de tres empresas privadas de Estados Unidos.

En plena acción. En la mesa, escuchan Carmen Benavides y Margarita Argüelles.
FOTO: Antonio Arias

 

miércoles, 13 de julio de 2011

Vergüenza y manipulación

Un titular interesado y una manipulación descarada de nuestro trabajo. Sin pensar en las consecuencias. Lo siento por los profesionales de la redacción, algunos buenos amigos, pero esa dirección terminará por llevarles al desastre.

Aquí dejo mi artículo académico, escrito junto a Eloy Morán Méndez y publicado en la Revista Asturiana de Economía. Y aquí la tergiversación que, una vez más, hace La Nueva España, "el periódico", como si acaso fuese uno nada más el que hay en Asturias. Que cada uno saque sus conclusiones y su propio titular.


De tesis en Salamanca

Hoy me tocó juzgar, como miembro del Tribunal, la tesis doctoral de Helio Saul Mileski, Conselheiro do Tribunal de Contas de Rio Grande do Sul. Una persona de trato exquisito y amplia inteligencia. Un hombre que empezó su vida como funcionario de la Institución desde el escalón más bajo y que, en vísperas de su merecida jubilación, ha ocupado todas las posiciones posibles, incluida la de Presidente.


El doctorando en plena faena. El Tribunal, muy atento

Enhorabuena al nuevo Doctor por la Universidad de Salamanca, calificado además como sobresaliente cum laude por unanimidad.

.

Fuego, bomberos e impuestos en Canarias

La semana pasada tuve el honor de volver a participar como ponente en el Seminario de la Audiencia de Cuentas de Canarias, en el marco de la Universidad de Verano de Maspalomas. Alguien podrá pensar que es un curso de verano más, como hay tantos por ahí. Pues nada de eso. Es un foro consolidado, con ponentes y ponencias de alto nivel (de donde me excluyo) y un lugar de encuentro para fiscalizadores de la "cosa pública". Esta fue mi intervención.


En plena conferencia. A mi lado, Paco Socorro, Jefe del Gabinete de la
Presidencia de la Audiencia de Cuentas de Canarias y Coordinador del Seminario

Como "de bien nacidos es ser agradecidos", lo primero es dejar constancia de mi gratitud a la Audiencia de Cuentas de Canarias, en la persona de su Presidente, Rafael Medina Jáber, a quien acompaña un equipo de gente que es casi una familia, desempeñando su trabajo con eficacia, eficiencia y un trato personal de lo más amable. De Rafael quiero destacar, como ya hice allí en mi conferencia, sus acertadas palabras sobre el tema central del Seminario de este año:
Normalmente, en otros sectores económicos es de general aceptación que la mejora de la calidad exige una mayor inversión; sin embargo para el Sector Público muchas veces se propugna una menor dotación y por tanto menor gasto, exigiendo mayor calidad [...]



En este contexto, entendemos que el gran debate a realizar consistiría en definir la dimensión óptima del Sector Público, respecto del resto de lo sectores, y en relación a la extensión y calidad de la actividad del mísmo.
Yo hablé de un incendio provocado (la crisis financiera y económica internacional), cuyos estragos seguimos sufriendo y que, en el caso de España, fue además atizado con gasolina (una juerga inmobiliaria que seguimos y seguiremos pagando). Cuando el bombero (Sector Público) fue a apagar ese incendio, se tuvo que gastar mucha agua (gasto público), hasta el punto de que las reservas se agotaron (déficit y deuda) y ahora toca recargar el depósito (ajustar el presupuesto) ¿Y después qué? Pues algunos quieren cargarse al bombero o, como mínimo, dejarle sin competencias. A eso me opongo.

Yo defiendo la imprescindible tarea del bombero. Defiendo los impuestos como "el precio que pagamos por una sociedad civilizada" (Wendell Holmes dixit) y defiendo el gasto público como palanca de crecimiento, sin perjuicio de los ajustes que haya que hacer que, seguro, son muchos. Pero recortar por recortar, eso no. Este planteamiento encierra una carga de profundidad muy ideológica que podemos compartir o no, pero que no es una verdad absoluta. Opiniones las hay para todos los gustos, incluso entre Premios Nobel, como también reseñé en el Seminario.

Para más información, os remito a las bitácoras de Antonio Arias Rodríguez y Alejandro Parres García. En este enlace está mi presentación completa en PDF.
 
.

lunes, 13 de junio de 2011

Economía y cómics

Reportaje de Ainhoa Palacio en La Voz de Avilés, el 10 de junio de 2011, sobre mi ponencia acerca del mundo del cómic y su relación con la economía. O al reves: sobre el mundo de la economía en el cómic. En realidad, las dos cosas. Todo ello, dentro de un curso de verano de la Universidad de Oviedo, dirigido por mi amigo Christian Bartsch.


La oferta y la demanda en viñeta

El profesor de Economía Roberto Fernández Llera explica las soluciones que el sector público puede tener para el cómic
 
Sólo el 1,5% de lectores consume cómics. Uno de los principales problemas es la falta de iniciativas desde el sector público que ayuden a potenciar la creación de nuevas editoriales y más cómics que lleguen a más gente. «En definitiva, de lo que se trata es de abrir mercado», comentaba ayer Roberto Fernández Llera, profesor de Economía de la Universidad de Oviedo y columnista de LA VOZ DE AVILÉS.

Llera fue el responsable de hablar de la cultura «como valor económico indiscutible, que aporta un porcentaje muy importante al PIB» y del «peso que no podemos despreciar que tiene el cómic, que habría que aumentarlo incluso». Su conferencia forma parte del curso de verano 'Del mundo real a la viñeta del cómic: cuando María venció a Superman'.

A su juicio, el servicio público «dispone de muchos instrumentos para poder actuar: desde el lado de la oferta, puede utilizar las bibliotecas públicas para que adquieran más ejemplares», que terminará por facilitar el acceso a este tipo de producto y tendrá una repercusión «sobre la economía local». Para Fernández Llera, otra vía de actuación pueden ser las subvenciones. Al respecto indicó que «lo deseable es una subvención para una actividad que nace o se quiere impulsar, pero no se debe pretender que viva sólo de subvenciones, sino que ser sostenible por sí misma».

También explicó que «las publicaciones han descendido algo por efecto de la crisis», pero no por la falta de ideas de los autores, sino por los recortes en el sector público, del que el cómic tampoco ha sido ajeno. «Desde 2009 se ha producido una caída en cuanto a nuevos títulos», concretó.

Respecto al público y los lectores indicó que «siempre se ha dicho que el cómic tiene un público muy limitado», pero explicó que para atajarlo «se podría actuar para que la demanda fuese mayor». A la «preocupante» cifra del porcentaje de lectores que consumen cómics, añadió el dato de los lectores que son mujeres. «Lo cierto es que leen muchos menos cómics que los hombres, y se podrían hacer cómics que interesasen a las mujeres», alejados de los estereotipos clásicos y tocando temas sociales, de interés, o de actualidad.

Otra alternativa, según indicó el profesor, es «utilizar el cómic como herramienta educativa», algo que ya se hace en la Universidad de Oviedo y se está extendiendo en diferentes institutos de la región. Como ejemplo, recordó las iniciativas de la Agencia Tributaria y el Institutos de Estudios Fiscales con la creación de su portal de Educación Tributaria «que explica cómo funciona la Hacienda Pública». O el proyecto de CNMV y el Banco de España sobre Educación Financiera que enseña lo que es una hipoteca, cómo funcionan unas acciones... En definitiva, «será una generación que tiene que aprender sobre esto y el cómic puede jugar su papel».

Antes de concluir, recalcó que «el público del cómic es igual que de la novela histórica», pero hay que aumentar la oferta para que se incremente la demanda.

miércoles, 8 de junio de 2011

Financiación local, crisis y polémicas


Sospecho que este Informe sobre Federalismo Fiscal en España '10 del Institut d'Economia de Barcelona (IEB) dará mucho que hablar. Quienes ahí escribimos (aunque cada uno y cada una lo suyo) proponemos una mayor presión fiscal, fusiones municipales, reducción de entidades instrumentales, mayor financiación para los municipios capitalinos... vamos... material para largas polémicas.

Aquí está el índice del Informe y aquí se puede adquirir (45 euros) el ejemplar completo. Y así lo contaron desde Barcelona la agencia Europa Press (por cierto, me "ascienden" a Catedrático), La Vanguardia y TV3. En este otro enlace lo destaca la Universidad de Oviedo, a la que pertenecemos cuatro de los autores del Informe.

El trabajo del IEB se completa con un Informe de alcance internacional sobre financiación local: IEB's World Report on Fiscal Federalism '10.
´

lunes, 6 de junio de 2011

15-M y 22-M

Sólo hay siete días entre ambas fechas, pero entre las dos parece que media un abismo. Los indignados o fartucos (a mí me gusta más la palabra en asturiano) piden que en el debate público se tengan en cuenta temas que no están en la agenda política o, al menos, en la agenda de los dos grandes partidos.

En el consenso de mínimos al que se ha llegado quedan planteadas tres cuestiones. Primera, la reforma de la ley electoral para aproximar el reparto de escaños a la distribución real de los votos. Segunda, fomento de una democracia más participativa en todos los órdenes. Tercera, intolerancia a la corrupción y transparencia gubernamental.
 
Comenzando por esta última, supongo que nadie podrá oponerse a ella, salvo que se sea un necio o se tenga mucho que ocultar. Dicho lo cual, hay que matizar que no todos los gobiernos ni todas las instituciones son igual de opacas. Por ejemplo, hay ayuntamientos que son premiados por su política de transparencia total (ahí están Gijón y Avilés como modelos para toda España), mientras otros torpedean cualquier acceso a la información por parte de la ciudadanía.
 
Debe aprobarse, de una vez por todas, una ley general de transparencia que sólo impida el acceso a la información cuando afecte a datos personales o a cuestiones de seguridad nacional. Todo lo demás, en abierto, incluyendo sueldos públicos, contratos menores, indicadores de gestión, operaciones de crédito y estadísticas básicas.
 
Con respecto al fomento de una democracia más plena, es evidente que debemos desplegar mucho más intensamente la potencia de figuras como el referéndum, la iniciativa popular y el presupuesto participativo, rebajando sus exigencias y desechando cualquier miedo a utilizarlas. Sobre todo en el ámbito local (por ejemplo, para decidir si hacemos un parque o una urbanización), pero también para las grandes cuestiones de Estado (monarquía, moneda única, ejército, modelo de descentralización u otras). Yo no creo que estos instrumentos «los cargue el diablo» (Borrell dixit), sino más bien que son «un arma cargada de futuro» (parafraseando a Gabriel Celaya).
 
LEY ELECTORAL
 
¿Reformar la ley electoral? Sí, para que sea más justa, se dice. Esto es obvio, pero hay que recordar que estamos ante una de las normas básicas en democracia, nada menos que la que marca las reglas del juego. La vigente ley es de 1985, si bien ha sufrido diversas modificaciones. Aún defendiendo que sea una norma duradera, parece haber llegado la hora de plantearse algunas cosas. Y el camino está trazado. Fue el Gobierno de Zapatero el que en 2008 encargó al Consejo de Estado un informe sobre la reforma electoral, pero algunos pronto lo desecharon. Ese trabajo, reflexivo e impecable jurídicamente, debería servir de base para futuros debates, gobierne quien gobierne.
 
Primero, debemos decidir quién tiene derecho al voto y a ser votado. Esto implica cuestionarse la mayoría de edad electoral, el carácter voluntario del sufragio, la ilegalización de partidos (no sólo por ETA) y, cómo no, el voto de la inmigración y de la emigración. Sobre esto último, opino que no deberían votar personas que nunca han pisado España y, en cambio, sí deberían poder hacerlo quienes residen y pagan impuestos aquí, tengan el DNI que tengan.
 
En segundo lugar, yo apuesto por un nuevo modelo de financiación, para que no se premie con fondos públicos sólo a los que ya están. Ojo: tampoco permitiendo que cuatro amigos monten un partido para obtener subvenciones.
 
Tercero, si partimos de que las formaciones políticas deben ser democráticas, sugiero un sistema de primarias como el del PSOE, pero obligatorio por ley para todos los partidos. No habría mayor impulso a la participación política activa, ni mayor puesta en valor del militante de base. Por otro lado, evitaríamos que este sistema quedase en manos de la voluntad de una persona o de unos pocos 'notables'.
 
Cuarto, esto ya sólo para Asturias. Pienso que no se justifica, ni política ni económicamente, el que sigan existiendo tres circunscripciones. ¿Acaso debe valer más el voto de un praviano (Occidente) que el de una corverana (Centro) o el de un cabraliego (Oriente)? Piensen en ello los que han ganado en votos y quienes han sacado más escaños.
 
Publicado en dos entregas (aquí y aquí) en La Voz de Avilés, los días 4 y 6 de junio de 2011.